aiera
EL REGISTRO DE MARCAS, PATENTES DE INVENCIÓN Y DISEÑOS INDUSTRIALES, EN ARGENTINA Y EN EL EXTERIOR
 

“El registro de los activos industriales, en Argentina y en el exterior, es una buena inversión a bajo costo”, sobre todo considerando que es el modo de obtener derechos exclusivos de uso y explotación comercial, realizar transacciones específicas, y que permite el ejercicio de las defensas que otorga el registro, al titular o propietario del mismo, contra terceros infractores a tales signos o desarrollos industriales. 

El registro debe realizarse antes de la comercializacion del producto o del servicio, para protección del importador, exportador o en general del comerciante de dicho producto o servicio,  y en su caso, del propio desarrollador cuando se trata de un invento o un diseño.


El título de registro es otorgado por el Estado, y es territorial, o sea, se debe solicitar el registro en cada país donde se pretende obtener el derecho exlusivo, o sea, la propiedad.
El registro de la “marca” protege el signo distintivo de productos o servicios.


La “patente” protege las invenciones de productos o de procedimientos, siempre que sean nuevas, entrañen una actividad inventiva y sean susceptibles de aplicación industrial; no es necesario pensar  en el gran invento sino que la invención puede estar en alguna parte de un  producto  o del procedimiento de fabricación. 


Con la protección del “modelo y diseño industrial” se obtiene derechos exclusivos sobre la “forma ornamental” de un producto.


Por otro lado, está el derecho de autor,  que no forma parte de la propiedad industrial, pero sí de la propiedad intelectual. En tanto que el derecho de autor protege las obras autorales entendiéndose como tales, a las creaciones que presentan individualidad –única y no se puede reproducir-, y que habitualmente las mas representativas son las obras literarias, musicales, teatrales, artísticas, pictóricas y audiovisuales, e incluye el software.


Qué derechos obtiene la empresa o la persona física que decide registrarlos?
El registro de una marca, de una invención industrial o de un modelo industrial otorga a su titular, tanto la propiedad,  la exclusividad del uso de dicho activo,  como derechos y acciones judiciales frente  a terceros infractores,  y permite  transacciones comerciales  sobre activos intelectuales definidos y concretos, tales como contratos de licencias, de cesión (o venta, transferencias), y merchandising, franquicias, etc.


Para obtener la propiedad  sobre una invención, una marca o  un modelo industrial es necesario su registro, en Argentina y en los paises en los que el titular tiene interes en contar con protección y/o desea tener defensa ante la posible copia no autorizada de parte de terceros.


Igualmente el registro es necesario a la hora de defender esos activos frente a infracciones  que realicen terceros, siendo que el título de propiedad  no sólo acredita la titularidad de la propiedad intelectual sino que otorga el derecho a iniciar acciones judiciales de cese de uso de la propiedad industrial de que se trate. Por otro lado, facilita la petición y el otorgamiento de resoluciones judiciales tipo medidas cautelares, que son procedimiento ágiles y rápidos con los que cuenta el titular para combatir la piratería de su activo intelectual.


Con el título de marca, de patente  o  de modelo industrial  más la prueba de la infracción, en escasos días se puede pretender una resolución judicial favorable que disponga el secuestros de los productos en infracción en los domicilios donde se denuncie  su existencia, tales como comercios, depósitos.


Concretamente en el caso de las marcas de productos y servicios,   la ley de marcas protege al titular marcario, no sólo contra  aquellas conductas de terceros que recaen sobre la marca, tal y como está registrada, si no que además lo protege contra las utilizaciones de marcas similarmente confundibles, y genera probado interés legítimo para oponerse al registro de marcas iguales o similares confundibles.


La usurpación de una marca  puede ocurrir tanto por una imitación total  o por una imitación parcial; en el primer caso el  infractor reproduce la marca tal cual está registrada, en el segundo caso, el infractor reproduce una parte característica del  signo registrado pero que alcanza para identificarlo o provocar similitud confusionista.


La ley de patentes, para conceder la protección de “patente”,  pone énfasis en que la invención tenga aplicación industrial o sea en que se pueda fabricar en serie (que se pueda reproducir) y en que tenga novedad absoluta –en todo el mundo-, o sea que no exista algo igual, y para determinar ello se realizan búsquedas en bases de datos de patentes y de publicaciones científicas y/o técnicas.


En cambio,  el registro de un modelo industrial que como dije protege “la forma ornamental” –por ejemplo el modelo de un frasco de perfume- es mas simple, ya que el título otorga una presunción de titularidad, por lo tanto el registro se obtiene frente a un examen formal (no de fondo), por ello es que el registro se obtiene en unos muy poco días, y se emite el título.


El registro de marca, modelo industrial o de patente, realizado en Argentina otorga derechos en otros países?
No, se debe registrar la marca o la patente o el modelo en cada país donde se desea protección.
No obstante, el solicitante cuenta con 12 meses para el caso de patentes y 6 meses para el caso de modelo y de marcas, para solicitar el registro en otros y pedir que se tenga por presentada en el mismo día que se realizó la solicitud  en Argentina (es lo que se llama derecho de prioridad internacional).


La Comunidad Europea tiene el sistema de la “marca comunitaria”, que puede ser utilizado por una sociedad o particular  de argentina, o sea no es necesario tener sede del negocio en la Comunidad Europea.  Ese registro único sí tendrá vigencia para los países que designe el solicitante en el momento de la solicitud del registro de la marca Comunictaria.


Para patentes hay un tratado internacional, Tratado de Cooperación en Patentes (conocido por las siglas de su denominación en inglés PCT –Patent Cooperation Treaty-), que permite que una solicitud de registro de patente realizada en un pais miembro tenga efectos tambien en otros; se trata de un tratado que facilita el tramite de registro de patentes, no obstante luego  la Oficina de Patentes  de cada pais decide si otorga o no la patente, pero por el momento Argentina no es parte de ese Convenio.


Cada régimen sea de marcas, modelos, patentes de invención o invenciones vegetales,  tiene distinto tipo de procedimiento administrativa para llegar a la concesión del título, y el tiempo que toma ese procedimiento depende tanto de los pasos del trámite como de los tiempos de la Oficina Pública que se ocupa del registro.


En Argentina, recientemente se modificó la ley de marcas, sumando mayor intervención a la Oficina de Marcas, que ahora directamente resolverá sobre si se hace o no lugar  a  las oposiciones de terceros –deducidas en los trámites de registro-, y tambien  resolverá en  ciertos pedidos de nulidad o de caducidad de marcas, restando intervencion en ciertos casos a la Justicia Civil y Comercial Federa (pero que seguirá entendiendo por apelación de la resolucion del INPI).


Autora:  Dra. Marisa A. Garsco, (011) 1540484142, mgarsco@garsco, marisagarsco@gmail.com


Informamos  que en el mes de agosto la Dra. Marisa Garsco brindará un Seminario presencial en AIERA por este tema.



Volver al Newsletter