aiera
NEGOCIACIONES ENTRE EL MERCOSUR Y LA UNIÓN EUROPEA
 

El CESE – Comité Económico Social Europeo y el FCES – Foro Consultivo Económico Social del Mercosul presentaron sus preocupaciones y propuestas al Comité Birregional de Negociaciones de esos bloques.

Por Adriano De Fina, Gerente de A.I.E.R.A.


 


Bajo la Presidencia Pro Tempore de Paraguay en el Mercosur, los días 22 y 23 de febrero de 2018 se reunieron en Asunción los negociadores de este Acuerdo y los representantes de la sociedad organizada de ambos bloques, formada por cámaras empresariales, organizaciones sindicales y de la sociedad civil en general. Respecto al Mercosur, el órgano de representación de su sociedad civil es el FCES, que es un órgano administrativo del bloque y está integrado por el sector empresarial, el trabajador, y el tercer sector (ONG). Cada Estado parte organiza su FCES. En nuestro país, A.I.E.R.A forma parte de la Sección Argentina y participa por el sector empresarial, y como tal formó parte del consenso logrado en el documento que elevamos a los negociadores manifestándoles nuestras propuestas para ser tenidas en cuenta antes de firmar este importante acuerdo birregional, entendiendo que el mismo debe asegurar fundamentalmente el desarrollo productivo sustentable y el trabajo decente.                


Clickear para ver DECLARACIÓN DE LA SECCIÓN ARGENTINA DEL FORO CONSULTIVO ECONÓMICO Y SOCIAL DEL MERCOSUR RESPECTO DEL ESTABLECIMIENTO DE UNA ASOCIACIÓN BIRREGIONAL ENTRE EL MERCOSUR Y LA UNIÓN EUROPEA


Este importante acuerdo de asociación birregional, de firmarse, comportará importantes consecuencias socio económicas sobre las poblaciones. Los representantes legítimos de la sociedad civil manifestamos desde sus comienzos la poca participación otorgada por los negociadores en este proceso, por eso mismo en la ciudad de Asunción propusimos la puesta en marcha del Comité Mixto de Seguimiento, jamás implementado hasta el momento, con el fin de poder monitorear el Acuerdo; también resaltamos la debilidad del “trato especial y diferenciado” para los países de menor desarrollo relativo de ambas regiones, la poca duración de los tiempos para la desgravación arancelaria que perjudica especialmente a los sectores industriales menos competitivos del Mercosur, la extensión de la duración de las patentes o que perjudicaría al importante sector de los laboratorios farmacéuticos de nuestra región, la falta de realización de estudios de impacto sobre nuestras sociedades, etc.


Normas de Origen


Un apartado especial, que de aprobarse tendría consecuencias negativas para las industrias de nuestro bloque lo constituye la exigencia, por parte de la Unión Europea, de mayor flexibilidad en la reglas de origen, con la incorporación del sistema de “Autocertificación de Origen”. Esto sería directamente una invitación a un proceso de "triangulación" de bienes elaborados en otros países que, con un mínimo procesamiento o etiquetado, podrían gozar de las preferencias del acuerdo. Por eso el FCES-CESE fue muy claro con su documento exigiendo a los negociadores el establecimiento de reglas de origen estrictas que aseguren que los productos sean elaborados mayoritariamente en los países firmantes junto a sistemas de emisión de certificaciones seguros jurídicamente y fiscalizados por los Estados partes.


Adriano De Fina


Gerente


A.I.E.R.A.



Volver al Newsletter